¿Qué azulejos usar en la cocina?

Al elegir los azulejos para la cocina, nos enfrentamos a la tarea de darle a todo el interior un estilo coherente. Los azulejos son uno de los elementos más importantes en la cocina y no solo es importante el color, sino también la textura y la disposición. La renovación en la cocina no se lleva a cabo con mucha frecuencia, por lo que el efecto de nuestro trabajo permanecerá con nosotros durante al menos algunos años. ¿Qué azulejos para la cocina serán los mejores? ¿Qué buscar al comprar pisos y revestimientos de cocina? ¿Cuáles son los tipos de azulejos? En este artículo, te lo decimos:

Índice
  1. ¿Qué azulejos usar en la cocina?
  2. Azulejos de piso de cocina. ¿Cuál elegir para enfatizar mejor el estilo del interior?
  3. Azulejos de pared para la cocina

¿Qué azulejos usar en la cocina?

Aunque en la actualidad se intenta utilizar diversos materiales (vidrio, madera) para el acabado de suelos y paredes en las cocinas, las baldosas cerámicas siguen gozando de una popularidad invariable y merecida. No solo son prácticos, sino también muy estéticos, sobre todo porque tenemos una gran variedad de opciones para elegir, tanto en colores, formas y texturas.

Las baldosas cerámicas son duraderas y resistentes a la humedad y al fuego. Están hechos de materias primas naturales y son fáciles de mantener limpios. No requieren mantenimiento ni cuidados especiales y no se deterioran adecuadamente. Su apariencia no cambia con el tiempo. Los azulejos de cocina son una solución ideal porque además son resistentes al uso intensivo.

¿Qué azulejos elegir para la cocina? Aquí se deben tener en cuenta tres parámetros: clase de abrasión, absorción de agua y propiedades antideslizantes.

La clase de abrasión de las baldosas está definida por el símbolo PEI y números del 1 al 5, donde 1 es la baldosa que mejor se utiliza para paredes, y PEI 5 las baldosas se utilizan en instalaciones públicas (y por lo tanto expuestas a una intensa explotación). Se considera mejor elegir azulejos con un valor PEI de 3 o más para la cocina.

¿Qué significa absorción de agua? De lo contrario, esto es porosidad, es decir, la capacidad de absorber agua. Este parámetro está marcado con la letra E junto con un porcentaje específico que indica el grado de absorción de agua. E 3% significa baja absorción de agua, E 6% media y E 10% alta absorción de agua. El suelo de la cocina, es decir, en una estancia expuesta al contacto directo con el agua, debe tener una baja absorción de agua y se supone que en el caso de los revestimientos cerámicos puede superar el E 10%, mientras que en el caso de los revestimientos cerámicos debe ser en el rango de 3 a 6%.

Las propiedades antideslizantes de las baldosas se logran no solo por la estructura rugosa. Las baldosas pueden tener ranuras o relieves (patrones superficiales cóncavos o convexos). Además, en las tiendas puedes encontrar azulejos para la cocina, lisos y antideslizantes al mismo tiempo. Se lo debemos a una impregnación especial o esmalte antideslizante.

Azulejos para la cocina

Azulejos de piso de cocina. ¿Cuál elegir para enfatizar mejor el estilo del interior?

Como ya hemos dicho, la estructura, el color y el patrón de los azulejos, así como la forma en que están dispuestos, afectan la decoración general de la cocina. Por ejemplo, en una cocina decorada al estilo escandinavo, los azulejos grises o los que imitan el cemento funcionarán muy bien. En una cocina de estilo ecológico, los azulejos símil madera serán el mejor complemento para el arreglo. ¿Qué azulejos para la cocina blanca? Aquí, a su vez, todo depende de si planeamos una cocina total look white o una en blanco y negro. En el primer caso, las opciones blancas o gris claro serán perfectas, mientras que en el segundo caso, un tablero de ajedrez formado por azulejos blancos y negros resultará muy eficaz.

Los azulejos lisos y uniformes con colores expresivos combinan con los interiores modernos, mientras que los azulejos de color beige, marrón o crema se convertirán en un elemento de decoración eficaz en una cocina clásica. A los interiores vintage les encantan las baldosas antiguas, cerámicas, cuadradas o que se asemejan a modelos de estufas antiguas y hermosas.

¿Qué azulejos elegir para una cocina pequeña? Aquí, será bueno evitar los mosaicos grandes. Si las líneas de las juntas se caen en lugares aleatorios, no solo dividirán la cocina con demasiada claridad, sino que también crearán un caos visual. También vale la pena mencionar que las baldosas brillantes y espejadas harán que el interior parezca más grande. El mosaico en las paredes de la cocina también se ve muy impresionante.

Una cocina grande se adapta mejor a los azulejos de gran formato que equilibrarán un espacio demasiado grande. Pequeños mosaicos o pequeños azulejos pierden su encanto en un área grande.

Azulejos de pared para la cocina

Ya hemos mencionado varias veces sobre los revestimientos cerámicos para la cocina. Ahora es el momento de echar un vistazo más de cerca a este tema. Podemos elegir entre varios tipos de baldosas, y se diferencian no solo en forma, tamaño y textura, sino también en propiedades físicas.

Los esmaltes son baldosas hechas de cerámica y su superficie está recubierta de esmalte. Están diseñados especialmente para el revestimiento de paredes (son bastante ligeros y quebradizos, por lo que no son adecuados para el acabado del suelo). El esmalte es resistente a los productos químicos, por lo que es fácil de mantener limpio. Es casi completamente resistente al remojo, por lo que la humedad de la cocina no le hace daño.

Mientras que el esmalte está destinado solo para paredes, la terracota se puede usar tanto en pisos como en paredes. Son baldosas de gres fabricadas con arcilla purificada de grano fino. Se utilizan en el interior de la casa, pero también en porches y terrazas. Las baldosas de terracota son duras y resistentes a la presión.

Las baldosas de vidrio son especialmente llamativas. Los mosaicos, así como las molduras y decoraciones hechas de vidrio, son un material muy de moda y, al mismo tiempo, extremadamente fácil de mantener limpio para el acabado de las paredes de la cocina.

Las baldosas de porcelana son adecuadas tanto para el acabado del piso como para las paredes de la cocina. La baldosa cerámica se somete a un proceso de prensado adicional, lo que la hace extremadamente dura y duradera. El gres es resistente a las heladas, por lo que puede utilizarse tanto en el interior como en el exterior de los edificios. Podemos elegir entre gres porcelánico esmaltado, sin esmaltar y pulido, siendo este último digno de impregnación.

Finalmente, agreguemos algunas palabras sobre el diseño del mosaico en sí. Los azulejos en la pared de la cocina se pueden instalar tanto en horizontal como en vertical. Además, se puede lograr un efecto muy interesante utilizando un desplazamiento o seleccionando mosaicos hexagonales (los llamados hexágonos).

Te puede gustar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir